mosquito denguemosquito dengue

El Ministerio de Salud de la Provincia realizó una conferencia de esta mañana para pedir a la población que refuerce la prevención, luego de que se conocieran cinco nuevos casos importados y recordando que durante el primer semestre se registraron 21 mil casos en toda la provincia. Carolina Cudós, directora de Epidemiología, explicó que “hubo transmisión durante todo el año. Nosotros generalmente tenemos un corte de transmisión hacia el mes de junio pero en el país este año continuó habiendo casos de dengue” y aclara que pese a esto, en la provincia se dejaron de registrar desde el mes de septiembre.

En este sentido, la funcionaria explica que en los últimos casos se registraron nuevos casos importados de los cuales cuatro corresponden a personas que viajaron a la provincia de Chaco, mientras que el quinto caso corresponde a una persona que volvió de un viaje a Colombia. Desde lugar remarcó que si bien trabajaron durante todo el año en el tema de prevención, es necesario “avisarle a la población que no bajen los brazos” ya que si bien empezamos a detectar un aumento de casos en enero o febrero “estamos en octubre y estamos teniendo casos importados, por lo cual la situación es vulnerable”. Por otro lado recuerda que este año se llegó al récord histórico con 130 mil casos en todo el país y 21 casos en la provincia.

Las recomendaciones para evitar la picadura del Aedes aegypti y evitar los criaderos para este tipo de mosquitos son

Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y de los floreros.
Tapar los recipientes con agua, eliminar la basura que se acumula en los patios y áreas al aire libre.
Utilizar repelentes en las partes descubiertas del cuerpo.
Perforar llantas ubicadas en parques infantiles que pueden contener aguas estancadas.
Rellenar tranques sépticos en desuso, desagües y letrinas abandonadas con tierra.
Recoger basuras y residuos sólidos en predios y lotes baldíos.
Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.
Usar repelentes siguiendo cuidadosamente con las recomendaciones del envase.
Usar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, principalmente durante las actividades al aire libre.
Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y en lo posible usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.
Proteger las cunas y los cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.
Fuente: LT10